Saltear al contenido principal

LAVAR LA ROPA Y CUIDAR EL MEDIO AMBIENTE

 Poco a poco vemos cómo todos nos volvemos más sensibles y más conscientes de la sostenibilidad del planeta. Por eso, se han empezado a buscar alternativas ecológicas para cuidar el medio ambiente. Y es que todos podemos participar en el proceso. En casa existen muchas formas de contribuir a la sostenibilidad del planeta, además de ahorrar de manera significativa en los gastos del hogar. 

 Ayudar al planeta cuando se lava la ropa

Ya conocemos los beneficios medioambientales del reciclaje en el hogar, pero ser ecológicos va mucho más allá. Quizá no sepas las consecuencias negativas que tiene lavar la ropa con determinados productos y, por tanto, las ventajas que suponen lavar la ropa de forma ecológica.

Con unos sencillos cambios podrás lavar la ropa y cuidar el medio ambiente y, además, notarás un ahorro económico significativo.
Para centrarnos en el objetivo ecológico, hay que saber el porqué: cada vez que se pone la lavadora se consumen 150 litros de agua limpia convirtiéndola en sucia. Se trata de una cifra significativa respecto al gasto total de agua. Por esto no se debe abusar del uso de la lavadora. También es muy importante mantener limpio el depósito y el filtro. En estos se acumula la pelusa, pues de lo contrario será un 30 por ciento menos eficiente.
Consejos para hacer una colada ecológica
 
Pero no solo se puede ayudar al planeta durante el proceso de lavado, también podemos empezar a ser ecológicos mucho antes. En vez de adquirir esos quitamanchas con tantas sustancias químicas, lo mejor es elaborar un quitamanchas casero. Las manchas de chocolate y café se pueden eliminar con yema de huevo y agua caliente. Las manchas de fruta o vino desaparecen con agua mineral o sal. Alejarte a ti y a tu familia de estos químicos será más saludable y ecológico.
Durante el lavado puedes reemplazar el cloro, es decir, la lejía, por peróxido de hidrógeno al 3%, lo que se conoce como agua oxigenada. El cloro es altamente contaminante para los ríos y mares. Además, lo mejor es tender la ropa al aire libre. Evita la secadora, ya que la ropa blanca al sol quedará radiante.
Como ya hemos comentado, los productos caseros o naturales son mucho mejor. Por ello, sigue el mismo ejemplo elaborando el detergente y los jabones. Además, recuerda lavar la ropa siempre que puedas con agua fría y evitar la ropa sintética. Opta por la ropa ecológica y las telas ecológicas, pues las multinacionales también contaminan de forma masiva el agua del planeta con los residuos textiles.
Esta entrada tiene 2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba