Saltear al contenido principal

CUAL ES MI ABRIGO IDEAL

 ¿Sabes cómo elegir el abrigo ideal?

Poco a poco se va notando la bajada de las temperaturas (en unos lugares más que en otros) y la cruda realidad nos espera: se acerca el invierno.

Que tengamos que ir abrigadas no significa que cualquier prenda sirva mientras dé calor. Elegir el abrigo ideal es una parte esencial, ya que pasarás con él muchos meses. Sigue estos consejos y darás con el tuyo.

Ten en cuenta tu figura para elegir la forma del abrigo
 
La variedad de abrigos es inmensa, pero ya sabemos que en el mundo de la moda no todo le queda bien a cualquiera. Por eso es tan importante adaptar los gustos a la forma del cuerpo de cada persona. Lo mismo ocurre con los abrigos, así que aprende a sacarte partido con las siguientes recomendaciones:
-Las mujeres altas pueden permitirse cualquier tipo de abrigo. Cuanto más largo sea, más estilizará su figura. Si es corto, las piernas parecerán más largas aún.
– Eso no significa que las mujeres bajitas o de estatura media no se puedan permitir cualquier abrigo. Al contrario, pero siempre hay modelos que sientan mejor que otros. Por ejemplo, en este caso es conveniente evitar las prendas muy largas. Nunca por debajo de la rodilla, pues la sensación visual será de figura más corta. Lo mejor es optar por abrigos 3/4 que, además, son muy combinables.
-Para las mujeres anchas de caderas o que quieran realzar su cintura, los mejores abrigos son los que tienen forma de “A”. Es decir, los que se ciñen en la cintura (por sí solos o con un cinturón). Estos se ensanchan en la zona de las caderas. Se podría decir que favorecen a casi todo el mundo, porque sirven tanto para disimular como para potenciar.
Elegir el abrigo ideal también depende de los colores y los adornos
 

Si  ya te has aclarado y sabes cuál es la forma ideal de tu abrigo, tienes casi todo el trabajo hecho. Solo te quedará elegir los detalles. Seguro que sabes que los colores oscuros disimulan, así que si quieres conseguir eso, opta por un abrigo negro o azul marino.

¿Tienes el pelo y los ojos oscuros? En ese caso es mejor decantarse por los colores intensos como el granate, el marrón… ¡o incluso el rojo! Si por el contrario tienes el pelo y los ojos claros, todo será más armonioso si eliges un abrigo beige, por ejemplo. Eso sí, si te gustan los contrastes hazlo a la inversa.
En cuanto a los detalles del abrigo, evita los adornos grandes si pretendes disimular ciertas zonas. Por ejemplo, si tienes la espalda ancha, evita las hombreras. Una fila de botones estiliza más que dos filas, y lo mismo ocurre con las cremalleras. Ten cuidado con los bolsillos y la zona en la que están colocados, ya que estos detalles lo que harán será destacarla más.
Como ves, aunque normalmente es sencillo abrigarnos en invierno, es recomendable tener en cuenta ciertos consejos. De esta manera no elegimos un abrigo cualquiera, sino el abrigo ideal.
Y para ti, ¿cual es tu abrigo ideal?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba