Saltear al contenido principal

CONSEJOS PARA VESTIR DE BLANCO

 Se puede decir que el blanco y el negro son los colores más típicos en el mundo de la moda. Ambos pegan con todo, son fáciles de llevar y suelen gustar a todos. Vestir de blanco o negro, aunque fácil  no deja de tener ciertas normas.

El blanco, en concreto, aporta más luz y tiene muchas ventajas, pero también inconvenientes. Hoy te dejamos algunos consejos para vestir de blanco e ir siempre perfecta.

Combate sus desventajas
 
Obviamente, el blanco es un color que se ensucia fácilmente. Evita usarlo en ocasiones en las que vayas al campo o lugares similares, incluso en comidas si tienes tendencia a mancharte.
¡Cuidado con la ropa interior! Al ser tan claro suele transparentarse más que otros colores, por tanto, hay que ser especialmente cuidadosa con el color y los estampados que usas debajo. Mejor opta por el mismo color o uno similar a tu piel para que no se note.
Nada de usarlo para asistir a bodas.  Hay novias a las que no les importa, pero a otras sí. Lo mejor es evitarlo por si acaso. No hay que renunciar a este color totalmente, puedes llevarlo en prendas como base que tengan estampados, por ejemplo.
Si tu piel es demasiado blanca, mejor evita vestir con este color. Los tonos más llamativos te sentarán mejor. Si aun así quieres llevarlo, apuesta por él en prendas inferiores como faldas o pantalones. 
 
 Por qué vestir de blanco
 
Lo mejor de este color es que repele la luz y el calor, es decir, es perfecto para el verano. Sobre todo si te animas a utilizar camisetas con bordados o transparencias, te darán un toque elegante y desenfadado según las combines.
El blanco es perfecto para vestir en eventos de mañana o tarde, fiestas en la playa o en el día a día. Anímate con un look total white con un vestido y juega con los complementos. Podrás aportar toques de color sin complicarte la vida con combinaciones extravagantes.
Por último, vestir de blanco tiene una ventaja o desventaja a la vez, según se mire. Si eres de complexión ancha, al vestir de este color que proporciona luminosidad se te verá más gruesa. Si por el contrario eres delgada, con prendas blancas la ilusión óptica hará que parezca que tienes unos kilos más.
Ante todo recuerda que hay muchos tonos de blanco (marfil, roto, hueso, etc.) y que solo tienes que buscar y probar hasta que encuentres el color que mejor te sienta.
Esta entrada tiene 2 comentarios
  1. A mi el blanco puro no me gusta, prefiero el marfil, blanco roto, un saludo.
    Te quería comentar hace tiempo que las fotos de las prendas no son buenas, no se aprecia el detalle de la ropa. Espero que no te moleste, creo que debemos ser sinceras y hacer críticas constructivas.
    Un saludo.

Los comentarios están cerrados.

Volver arriba